¿Cuánto tarda una persona en adquirir una nueva habilidad? Josh Kaufman, uno de los mayores escritores superventas de libros de negocios de la actualidad, plantea cómo aprender más rápido en su obra The First 20 Hours: How to Learn Anything.

Según el autor, tan solo es necesario dedicar 20 horas para adquirir una nueva capacidad o conocimiento, un método muy atractivo tanto si estás estudiando, como si quieres fortalecer alguna habilidad profesional o personal.

Ericsson Vs. Kaufman

Posiblemente habrás escuchado hablar de la regla de las 10.000 horas del psicólogo austriaco K. Anders Ericsson. Según este autor, necesitamos 10.000 horas de práctica para dominar una actividad.

Sin embargo, Kaufman sostiene que en un mundo que se mueve a un ritmo frenético no es posible disponer de 10.000 horas de práctica (el equivalente a cinco años de trabajo a jornada completa) para aprender algo.

En este sentido, conviene reseñar que la Teoría de las 10.000 horas, recogida en el libro The Road to Excellence, fue formulada por Ericsson en torno actividades de máximo rendimiento, como atletas de élite o músicos de primer nivel. Pero, ¿realmente queremos ser unos genios en un ámbito específico o sencillamente deseamos mejorar alguna fortaleza o solventar alguna carencia, pasando de ser ineptos a competentes?

Asimismo, la popular regla de las 10.000 horas ha sido cuestionada posteriormente por diferentes investigaciones, llegando a la conclusión de que la práctica no es el único factor que desencadena la genialidad, sino que también intervienen otros elementos como el talento innato, la inteligencia o la edad. Así, en Deliberate Practice and Performance in Music, Games, Sports, Education, and Professions: A Meta-Analysis, los psicólogos Brooke N. Macnamara, David Z. Hambrick y Frederick L. Oswald concluyen que “la práctica intensiva solo explica, de media, el 12% de nuestro rendimiento en una tarea” y además varía en función del área de que se trate. Por ejemplo, en una actividad este porcentaje asciende al 24%, mientras que en la gestión de una emergencia desciende hasta el 4%.

Ahora bien, sí que existe consenso por parte de los psicólogos en que, independientemente de las circunstancias y características de cada individuo, emplear técnicas de estudio eficaces sobre cómo aprender más rápido incrementa la capacidad de interiorizar estos conocimientos por las personas.

Surge así el método Kaufman como una alternativa eficaz para concretar cómo aprender más rápido nuevas competencias con la suficiente soltura para poder ponerlas en práctica con diligencia.

Cómo aprender más rápido con el método Kaufman

¿Cómo funciona este sistema? Como punto de partida, el autor aporta un decálogo que contribuirá a que seas capaz de aprovechar al máximo estas 20 horas de aprendizaje:

  1. Busca un proyecto que te apasione o interese.
  2. Concéntrate en una sola tarea en cada momento.
  3. Establece el objetivo que quieres conseguir tras la formación.
  4. Desglosa cada actividad en pequeñas habilidades.
  5. Ten a tu alcance las herramientas esenciales para el aprendizaje.
  6. Elimina las barreras físicas y mentales para la adquisición de conocimiento.
  7. Planifica los tiempos de estudio y cúmplelos.
  8. Busca una retroalimentación constante y pronta sobre tus avances.
  9. Establece numerosos periodos cortos de dedicación, en lugar de extensos espacios de tiempo.
  10. Enfatiza la rapidez y la cantidad, en lugar de la calidad, en los primeros momentos del proceso para mantener la motivación.

Una vez que conoces los 10 principios para el aprendizaje rápido y eficaz, Kaufman propone un entrenamiento de 45 minutos diarios durante un mes, siguiendo el siguiente plan de acción:

  1. Deconstruir la habilidad. Cada competencia está compuesta por diferentes elementos, por lo que debes analizar cuáles son las diferentes partes que conforman ese conocimiento final y cuáles son más interesantes o apropiadas para ti. Por ejemplo, es posible que quieras mejorar tu capacidad de hablar en público pero, dentro de ella, dominas la redacción del contenido y, en cambio, tienes más carencias en la puesta en escena (tono de la voz, pausas, postura…).
  2. Seleccionar las herramientas. En 2016, internet superó el zettabyte, según Cisco. Es imposible abarcar esta ingente oferta de documentación, por lo que Kaufman recomienda seleccionar entre 3 y 5 fuentes bien elegidas para capacitarte, tanto soportes digitales, como analógicos o centros formativos.
  3. Reducir los obstáculos. Para que las 20 horas resulten suficientes para dominar una materia es importante estar focalizado durante estos periodos de aprendizaje, evitando las interrupciones, como el móvil, internet, la televisión…
  4. Practicar. Para culminar el proceso con éxito es importante persistir en tu objetivo, sin caer en la frustración, e invertir estas 20 horas en la nueva habilidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *